El expresidente Pedro Castillo permanecerá en prisión preventiva por periodo de 18 meses, según la orden del Poder Judicial de Perú, por autogolpe de Estado, rebelión, conspiración y abuso de autoridad

El juez Juan Carlos Checkley leyó este jueves tarde la resolución que ordena que el vacado presidente permanezca en el penal de Barbadillo en el distrito de Ate.

Durante la audiencia de este jueves, el juez supremo Juan Carlos Checkley justificó la decisión por la complejidad del caso que involucra al expresidente.

El juez manifestó que las detenciones previas al juicio se aplican a casos de «delitos graves», riesgos de fuga y la «alta probabilidad de que se haya cometido el delito».

Por lo que Pedro Castillo cumplirá una prisión preventiva de 18 meses, tal como había pedido la Fiscalía de la Nación y según determinó el juez supremo Juan Carlos Checkley, el expresidente permanecerá recluido en las instalaciones del penal de Barbadillo en el distrito de Ate.

El magistrado lo dispuso así al encontrar fundados elementos de convicción, eventual condena superior a cuatro años de pena privativa de la libertad y peligro procesal. También ordenó comparecencia con restricciones y reglas de conducta para expremier Aníbal Torres, investigado en el mismo caso.

En la audiencia virtual participó el fiscal Alcides Chinchay, quien sustentó el pedido del Ministerio Público de 18 meses de prisión preventiva en contra de las exautoridades.

Al inicio de la audiencia en la mañana de este jueves 15 de diciembre, se dejó constancia de que Pedro Castillo se negó a ser notificado del requerimiento en su contra. El maestro no se presentó con sus abogados anteriormente acreditados, Ronald Atencio y Raúl Noblecilla, por lo que su defensa quedó a cargo de un letrado de oficio.