Alternativas para buscar en la red

Estos buscadores especiales no son tan conocidos pero en un determinado momento pueden sernos de mucha utilidad. Por ejemplo, según un artículo publicado por el portal BBC Mundo, existen buscadores de información científica, especialmente útiles para encontrar información especializada o científica.

Si está buscando información sobre asuntos relacionados con las Ciencias Sociales, puede buscar estudios de economía, derecho, humanidades, etc., en el portal Social Science Research Network. Si lo que busca es algo relacionado con las ciencias naturales, apunte: scienceresearch.com, que ofrece resultados de calidad en tiempo real.

Buscador de tuits. Las redes sociales son ya un elemento clave de Internet. En el caso de Twitter, cada día se envian unos 500 millones de tuits diarios. Pero si quiere buscar tuits de un tema específico, de un usuario en concreto o con algunas palabras clave, utilice Topsy, un buscador que permite localizar tuits desde al año 2006 en adelante.

Buscador de fotos libres de derechos. En Google hay millones de fotos, pero no todas se pueden usar para su blog personal o para una presentación de empresa. Por tanto, para buscar imágenes y evitarnos posibles líos legales, lo mejor es utilizar buscadores como creativecommons.org, que rastrea imágenes con licencias gratuitas de organizaciones independientes. También puede buscar música, vídeos y texto de condiciones similares.

Buscar en el pasado. ¿Alguna vez le ha pasado que va a buscar algo en Internet que encontró hace tiempo pero que, de repente, ha sido borrado? Para que no le vuelva a pasar utilice el buscador Waybackmachine, un archivo de Internet que ofrece estos contenidos que han desaparecido y que lleva en funcionamiento desde 1996 (desde entonces ya ha archivado más de 40.000 millones de páginas).

Buscar con privacidad. La privacidad es uno de los asuntos más polémicos que rodean a Google. El gigante tecnológico usa la información de lo que buscamos o de los correos electrónicos enviados a través de Gmail para luego 'freirnos' a publicidad. Para navegar con mayor confidencialidad podemos utilizar el motor de búsqueda duckduckgo.com, que asegura que no registra la información del usuario.

Fuente: elEconomista.es