La enfermedad de “El Puma”, incurable

El cantante José Luis Rodríguez “El Puma” padece fibrosis pulmonar idiopática, una grave afección de carácter respiratorio. Se trata de una patología poco frecuente que se manifiesta, por lo general, en personas mayores y que es más habitual entre los fumadores.
El cantante venezolano José Luis Rodríguez informó recientemente que sufre una afección respiratoria grave, durante un vuelo a Miami (EE UU) tuvo una crisis y necesitó oxigeno.


(EFE).-  “Es una fibrosis pulmonar que no tiene cura. Se fue agudizando desde 2000”, confesó recientemente el intérprete venezolano José Luis Rodríguez en el programa de televisión del periodista Jaime Bayly.
En ese mismo espacio, “El Puma” manifestó haber sufrido una crisis en un vuelo de Los Ángeles a Miami en la que, dijo, notaba que se estaba asfixiando y pidió oxígeno. A raíz de este hecho, pasó varios días en el hospital y le diagnosticaron la enfermedad.
La fibrosis pulmonar idiopática es una patología de causa desconocida. Es progresiva y consiste en la cicatrización del intersticio pulmonar, el espacio que se encuentra entre los alveolos y el capilar sanguíneo.
No obstante, en las personas que padecen fibrosis pulmonar idiopática, el intersticio se cicatriza, se endurece, lo que dificulta el intercambio gaseoso.
Más señas
Esta enfermedad “se manifiesta sobre todo en personas mayores, principalmente a partir de la quinta y sexta décadas de la vida. Es un poco más frecuente en varones y también es más habitual en fumadores”, señala el galeno.
Por este motivo, parece que el tabaco podría tener un papel en el origen de la enfermedad, apunta el especialista.
“También se ve que en los pacientes con fibrosis pulmonar idiopática es usual la presencia de reflujo gastroesofágico, por lo que algunos autores sugieren que podría tener una relación”, comenta.
“Además, se han invocado otras causas como factores autoinmunes y de exposición ambiental, pero no están claramente definidos”, afirma.
Una rara enfermedad
Un estudio dirigido por el profesor Ferrán Morell y publicado en la revista “The Lancet Respiratory Medicine” apunta a que casi la mitad de las personas diagnosticadas con fibrosis pulmonar idiopática, siguiendo los criterios aprobados en 2011, se les desarrolló posteriormente neumonitis por hipersensibilidad crónica, y la mayoría de esos casos se atribuyeron a la exposición a antígenos aviares ocultos en edredones de plumas de uso común.

“La fibrosis pulmonar idiopática tiene peor pronóstico que el cáncer de mama, de próstata, de colon, que las leucemias y los linfomas”, puntualiza el neumólogo. (EFE)