El problema de Draghi en España: no hay demanda de crédito y la oferta es muy cara

•  Las empresas solventes no quieren crédito: el consumo es muy limitado
•  Las cicatrices de la crisis pesan y las pymes no quieren repetir errores
•  La banca llama a las empresas, pero los préstamos no bajan de precio
El macroestímulo puesto en marcha por Draghi tiene un problema en países como España: no hay demanda de crédito. Las empresas solventes no quieren más dinero o prefieren utilizar sus recursos, mientras que las que quieren dinero no son solventes o la banca se lo ofrece muy caro.
En el fondo subyace otro problema más grave: el famélico estado del consumo interno.
Y es que la situación económica actual hace que muchas empresas sean reacias a pedir préstamos. Un ejemplo es Fama Fabre, una empresa familiar catalana. "Recibimos llamadas de los bancos cada día", explica Miquel Fabre, a Bloomberg. "Ellos piensan que pueden obtener beneficios porque nos va bien en el negocio y les devolveremos el dinero. Otra cuestión es si eso nos interesa a nosotros".
Los últimos datos muestran que el crédito sigue escaseando para las pequeñas y medianas empresas.
La cicatriz de la crisis
Lo que no se puede decir es que la banca no haya intensificado sus intentos de atraer a clientes, con numerosas campañas de marketing. Pero la demanda sigue siendo reacia a contraer nuevos créditos y prefieren utilizar sus propias reservas.
El crédito sigue caro
Tampoco parece animar la oferta el hecho de que el crédito, además de escaso, no esté precisamente barato. Mientras que la banca obtuvo fondos al 0,15% en la subasta del BCE, el interés medio de los nuevos préstamos corporativos hasta 1 millón de euros fue del 4,58%, frente al 2,24% de Francia, por ejemplo.
"La demanda de crédito ha caído porque los costes siguen siendo elevados para las pequeñas compañías y las condiciones son difíciles de cumplir", apunta Carlos Ruiz, director de Economía e Innovación de Cepyme, la patronal de las pequeñas y medianas empresas. (El Economista.es)

Leer más: http://www.eleconomista.es/economia/noticias/6110200/09/14/El-problema-de-Draghi-en-Espana-no-hay-demanda-de-credito-y-la-oferta-es-muy-cara.html