El club privado de los millonarios

Los socios pueden disfrutar de experiencias como asistir a la gala de los Óscar pagando, al menos, 60.000 euros.
Jugar un partido con Djokovic en la pista de tenis de su casa; compartir alfombra roja con actores de Hollywood; concertar una reunión con el hombre de negocios al que más admire... Eche su imaginación a volar, porque existen empresas cuyo reto es hacerlo realidad. Es el leitmotiv de Cyrca, un club que ofrece a sus socios experiencias muy premium a través del móvil. «Este tipo de cliente es muy sensible a la seguridad, por eso ideamos un sistema de datos securizados y llamadas encriptadas. De ahí, que funcionemos como un operador móvil virtual», explica Isabel M. Parreño, directora general de Cyrca.


Invitación previa
Cuando un socio accede al club –siempre por invitación de otro socio, cumpliendo un «decálogo de valores», y tras pagar una cuota de adhesión a la que hay que sumar una cuota mensual– recibe en su casa un smartphone de gama alta. El terminal ya lleva instalada la aplicación, y en ella se presentan experiencias divididas en categorías que puede comprar con un clic. Son propuestas a medida a las que el usuario pueda sumar todos los detalles que se le ocurran, así como pedir otras que ni siquiera estén en la red. La imaginación no tiene límites y el bolsillo tampoco. Las experiencias, que van desde los 2.000 hasta la siete cifras, están dirigidas a gente con cuentas abultadas, pero que no tiene los contactos para lograrlo. «El dinero no lo consigue todo», sentencia Parreño.
Las experiencias incluyen sesiones con deportistas de élite; conciertos privados de artistas internacionales en el salón de su casa o pases privados a las colecciones de moda más importantes del mundo. ¿El tiempo con el que solicitar una experiencia? «Para asistir a una gala como los Óscar se necesita un mes de antelación, pero en otras, se trabaja a toda prisa. Un socio nos pidió dos entradas para la final de la Champions de este año y un jet privado para llegar a Lisboa dos horas antes del partido. Se lo conseguimos». (Expansión.com)
Leer más: http://www.expansion.com/2014/09/05/directivos/1409938424.html