Servicios secretos alemanes espiaron a Hillary Clinton y John Kerry

 

                                                                                                                                                     

                                                                                                                                                             Foto / Agencias

El doble agente alemán detenido en julio pasó esa información a la CIA por 25.000 euros
Los servicios secretos alemanes habrían  espiado al menos una conversación telefónica de la ex secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, según medios alemanes ya que según el  diario Süddeutsche Zeitung (SZ) y las cadenas públicas regionales de radio-televisión NDR y WDR basan sus informaciones en documentos distribuidos a la CIA por un espía procedente de la agencia alemana BND.
En un giro inesperado en el escándalo de espionaje que desataron en Alemania los pinchazos de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) a la canciller Angela Merkel, el periódicoSüddeutsche Zeitung reveló el viernes que el Servicio de Inteligencia Federal alemán (BND) logró espiar, al menos una vez, el teléfono móvil de Hillary Clinton cuando desempeñaba el cargo de secretaria de Estado. Además, la inteligencia alemana recibió una orden perentoria de Berlín para espiar a un aliado de la OTAN.
Este sábado, el semanario Der Spiegel amplía el espionaje del BND al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y afirma que captaron al menos una llamada suya, que se realizó vía satélite en 2013..
El semanario relaciona ese caso con el referido a Clinton, de quien asimismo el BND capturó una conversación mantenida con el exsecretario general de la ONU Kofi Annan. Ambas llamadas, añade la publicación, fueron capturadas "de modo fortuito", en el marco de las escuchas que el BND realiza sobre zonas en conflicto, pero que al parecer luego no fueron borradas, sin que se haya explicado hasta ahora ese proceder.
La información sobre las escuchas a Clinton, revelada por el periodista especializado en inteligencia y espionaje Georg Mascolo, señala que el delicado trabajo llevado a cabo por el BND cayó en manos de la CIA, gracias al doble agente alemán que trabajaba para el BND y que logró robar en los últimos dos años más de 200 documentos clasificados como altamente secretos. El topo alemán, que fue capturado a comienzos del mes de julio, recibió 25.000 euros de la CIA por el trabajo realizado.(El País / otros)