Nueva York demanda a Barclays

Nueva  York demanda a Barclays por fraude en su mercado de negociación anónima

Ha aumentado de forma "drástica" la cuota de sus operaciones anónimas
Se acusa a la entidad de falsificar material promocional
Barclays asegura que ha aplicado salvaguardas para proteger a los clientes

La fiscalía general de Nueva York presentó hoy una demanda contra Barclays y acusa al banco británico de fraude en su mercado de negociación anónima conocido como "dark pool" en favor de operadores de alta frecuencia.
(EFE).- "Los hechos alegados en nuestra demanda muestran que Barclays mostró una indiferencia perturbadora hacia sus inversores en un patrón sistemático de fraude y engaño", dijo hoy al anunciar la querella el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman.
Los "dark pool" son mercados no regulados que se han convertido en una alternativa a los mercados tradicionales cada vez más usada, especialmente por inversores institucionales que no desean hacer públicas sus posiciones, ya que no se conocen ni los sujetos de la operación ni el precio.
La investigación de la oficina del fiscal asegura que el banco británico ha aumentado de forma "drástica" la cuota de mercado de sus operaciones anónimas a través de una serie de declaraciones falsas a sus clientes e inversores.
Aunque Barclays asegura que han aplicado salvaguardas especiales para proteger a los clientes de los "agresivos" operadores de alta frecuencia o los depredadores, Nueva York acusa al banco de operar los "dark pool" para favorecer a este tipo de operadores.
"Barclays aumentó su 'dark pool' diciéndole a sus inversores y clientes que estaban nadando en aguas seguras. Pero lo cierto es que el 'dark pool' de Barclays es como nadar con los depredadores", añadió hoy Schneiderman.
En la demanda se acusa a la entidad financiera de falsificar material promocional respectivo a este tipo de mercados no regulados, según detalló la oficina del fiscal en un comunicado.
La querella forma parte de los trabajos que viene haciendo desde hace un año el equipo de Schneiderman a través de la iniciativa "Insider Trading 2.0" que lucha contra el acceso temprano a datos de mercado en movimiento a través de encuestas.