Don Juan Carlos y doña Sofía serán reyes honoríficos tras la proclamación de Felipe VI

El Gobierno aprueba el Real Decreto de Títulos, Honores, y Tratamientos, que entrará en vigor al mismo tiempo que la ley de Abdicación
Ambos tendrán los mismos honores que los príncipes de Asturias
Las infantas Leonor y Sofía, hijas de los reyes, les precederán en el protocolo
Queda pendiente el aforamiento del rey, que podría estar listo "en semanas"
Don Juan Carlos y Doña Sofía mantendrán con carácter honorífico y de forma vitalicia el título de reyes y recibirán el tratamiento de majestad y honores análogos a los establecidos para los Príncipes de Asturias.
El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el real decreto que modifica el aprobado el 6 de noviembre de 1987 que regula los títulos, tratamientos y honores que recibirán los miembros de la Familia Real y los Regentes.
En este decreto-ley, que según ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, entrará en vigor a la vez que la ley de abdicación de don Juan Carlos, se establece además que los reyes mantendrán el orden de preferencia inmediatamente posterior a los descendientes del futuro rey, Felipe VI, lo que significa que las infantas Leonor y Sofía les precederán en el protocolo.
La número dos del Ejecutivo ha explicado en rueda de prensa que la modificación se ha hecho "siguiendo los precedentes históricos y las costumbres de otras monarquías".
Doña Leonor, alteza real
El texto determina también el tratamiento del heredero de la Corona. Doña Leonor tendrá la Dignidad de Princesa de Asturias, así como los demás títulos vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona y los honores que como tal le correspondan, y recibirá el tratamiento de alteza real.
La norma debe tramitarse ahora en el Senado y se aprobará cinco días antes de que el rey sancione la ley que hará efectiva su abdicación y seis antes de la proclamación de su hijo, a la que no acudirá para no quitarle protagonismo.
Tras conocer la decisión de don Juan Carlos de abdicar, el Gobierno ya aprobó un proyecto de ley orgánica que esta semana ha superado el trámite del Congreso para regular esa abdicación.
El aforamiento del rey, “en unas semanas"
Por otra parte, está pendiente que próximamente el Ejecutivo apruebe otro proyecto de ley para el aforamiento del rey una vez que, tras dejar la Corona, pierda la inviolabilidad inherente a la misma.
Para llevar a cabo esta modificación, "el Gobierno valora y está analizando" las "importantes" aportaciones del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes.
"Entendemos que es una institución, el propio CGPJ, muy cualificada para aportar y señalar cómo debe hacerse y cómo debemos llevar a cabo esa modificación", ha dicho Sáenz de Santamaría, que ha añadido que buscarán el consenso con el resto de grupos como hacen "en todas las leyes". (rtve.es)