Clausura del curso académico 2013/2014 de la Escuela Superior de Música Reina Sofía

                                            © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos
Su Majestad la Reina clausuró el curso 2013/2014 de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, en un acto celebrado en el Patio de los Borbones del Palacio Real de El Pardo. Doña Sofía entregó los diplomas a los alumnos más destacados en el curso académico 2013-2014.
Posteriormente, Su Majestad la Reina hizo entrega de las Placas de la Escuela a la Cátedra de piano Fundación Banco Santander a Galina Eguiazarova y Cátedra de Música de Cámara, Grupos con piano a Marta Gulyás y del Premio Yehudi Menuhin a la integración de las Artes y la Educación 2014 a la mezzosoprano, Teresa Berganza.
La clausura del curso concluyó con un concierto en el que la Orquesta Freixenet de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, dirigida por el maestro Eldar Nebolsin, interpretó el Concierto para piano y orquesta núm. 1 en do mayor, op 15 de Ludwig van Beethoven.
Su Majestad la Reina estuvo acompañada por Su Alteza Real la Infanta Doña Margarita; su esposo, Carlos Zurita, duque de Soria; la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio; la embajadora de Hungría, Edit Bucsi-Szabo; el embajador de la Federación de Rusia, Yury P. Korchagin; la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; la consejera de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, Lucia Figar; y la presidenta de la Fundación Albéniz y directora de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, Paloma O’Shea.
La Escuela Superior de Música Reina Sofía, cuya presidencia de honor ostenta Su Majestad la Reina, es uno de los cuatro programas a través de los cuales la Fundación Albéniz desarrolla su actividad, junto con el Concurso Internacional de Piano de Santander Paloma O'Shea, el Centro de Archivos y Documentación Albéniz, y el Encuentro de Música y Academia de Santander.
La Escuela Superior de Música se creó en Madrid en 1991 con el propósito de dotar a España de un centro de alta formación profesional dirigido a los jóvenes músicos de talento. De esta forma, se puso fin a la necesidad de que los mejores artistas españoles tuvieran que abandonar el país para recibir la enseñanza superior que necesitaban.
La escuela, que goza de un amplio reconocimiento internacional, acoge a estudiantes de todas las nacionalidades, con una especial atención a los alumnos procedentes de España, Portugal y los países iberoamericanos. Cuenta con un excelente cuadro de profesores de reconocido prestigio internacional.
Su misión no es sólo formar solistas, sino músicos capaces de integrarse con facilidad en importantes agrupaciones orquestales de cámara, ganar premios o acceder a plazas de profesores y catedráticos en escuelas y conservatorios. Su labor está pensada para los jóvenes que dentro de unos años volverán a los mismos escenarios donde actuaron como alumnos, convertidos ya en excelentes profesionales.
Presa: (Casa de S.M. el Rey)