Cómo evolucionará el mercado de trabajo en España en 2016

 

El mercado laboral mantendrá un avance vigoroso el próximo año, aunque amenazado por la desaceleración de la demanda externa y la incertidumbre tras las elecciones, pero las bonificaciones a la contratación pueden apoyar la tendencia positiva.


(Pablo Cerezal).- La recuperación de la actividad económica ya se ha trasladado con fuerza al mercado laboral, con la creación de más de medio millón de empleos en el último año. Esto ha puesto en marcha un círculo virtuoso en el que el aumento de la masa salarial genera un avance de los ingresos públicos que, a su vez, permite una rebaja de los impuestos. Esto, más la renta extra derivada de la bajada de los precios del petróleo, refuerza el proceso de creación de empleo.
Esta creación de empleo está protagonizada por la hostelería, la industria, la educación, el comercio y la construcción. Yendo ya a ramas de bienes y servicios más concretas, la restauración suma 65.800 nuevos puestos de trabajo entre el tercer trimestre de 2014 y el mismo periodo de 2015, justo la misma cifra que la educación. Más adelante, la agricultura y la ganadería han incrementado su plantilla en 43.300 trabajadores en el último año, seguidas de la construcción de edificios (33.200 puestos de trabajo), la consultoría y la programación informática (27.300) y el comercio al por mayor (25.500).
Sin embargo, esta tendencia se enfrenta a varios temores que apuntan a una desaceleración económica. En primer lugar, el avance del consumo se ha debido en cierta medida a que parte del consumo había quedado retenido a la espera de una mayor confianza en la situación económica. Ahora, ese dinero ya se ha liberado, por lo que no podrá seguir impulsando la demanda interna.
En segundo lugar, la desaceleración económica mundial puede lastrar a las compañías más exportadoras y, sobre todo, a aquellas que se habían orientado hacia Asia en los últimos años. Por último, la incertidumbre sobre la situación política ha limitado las contrataciones en los últimos meses y podría seguir haciéndolo tras las elecciones, ya que una situación de pacto inestable despierta más dudas que una mayoría absoluta. (Expasión.com)